Quickribbon Positivo Digital: Cultivo de granos básicos en Guatemala

¿Qué es Positivo Digital?

Es un blog independiente y alternativo que parte de una iniciativa personal para divulgar contenidos mediáticos positivos, con valores y proyección social, que suelen pasar inadvertidos en los medios de comunicación habituales.
Visita todas las secciones, Positivo Digital te sorprenderá...


jueves, 5 de junio de 2008

Cultivo de granos básicos en Guatemala

Su objetivo es “garantizar la existencia de granos básicos en el mercado nacional y estabilizar su producción”, así como fomentar el desarrollo agrícola.



Nota de Opinión por Mariana Leticia Óvari.

El gobierno guatemalteco rescatará una ley promulgada en 1974 y reactivará su aplicación para obligar a los terratenientes que posean más de 100 hectáreas a dedicar el 10 por ciento de su producción anual al cultivo de granos básicos. Según explicó a los medios locales el presidente, Álvaro Colom, esta medida pretende que el país produzca lo que consume, lo que permitirá reducir los costes de los productos de primera necesidad, cuyos precios se han disparado debido a su subida en los mercados internacionales.

La norma no se aplicaba porque los agricultores prefieren cultivos más rentables, como el café y la caña de azúcar. La "Ley Obligatoria y de Fomento para el Cultivo de Granos Básicos" permitirá que el maíz, el trigo, el arroz y los fríjoles también tengan lugar de cultivo y el país se auto abastezca, regulando los precios en el mercado interno y abaratando los costos.

Quizás ésta medida pueda, en gran parte gracias a ampliar los cultivos a alimentos de primera necesidad, resolver el dilema sobre la "crisis mundial de alimentos", en la que muchos gobiernos se amparan para no generar energías alternativas y renovables, aduciendo que los biocombustibles son un desperdicio de materia prima siendo ésta tan necesaria en zonas de precariedad. Excusas para mantener una estructura basada en el petróleo, que tantos dividendos aporta a los países productores y, como en el caso de Estados Unidos, que conservan millones de barriles de crudo para abastecerse durante décadas -aunque a su fin arrecie el debacle-.

La ley de cultivo de granos básicos puede ser también ejemplo para muchos otros países -como los del continente africano- que ven su economía agrícola regulada por los precios de los mercados internacionales, que generalmente fomentan la monoproducción y condicionan su precio de cotización -siempre a la baja- para el sometimiento económico de la región. Estas políticas esclavistas también son promovidas por muchas de las grandes empresas productoras de alimentos que intervienen en el ajuste de precios, imponiendo su peso por las compras de materia prima a grandísima escala. Pero estas medidas solo beneficiosas para los grandes inversores se intentan evitar -o al menos reducir- aplicando parámetros de comercio justo y favoreciendo una expansión de las economías locales emergentes mediante microemprendimientos, muchos subvencionados por ONGs y obras sociales de importantes entidades económicas.

El gobierno debiera de colaborar en materia agrícola, con subvenciones, ayudas, bajada de impuestos y la redistribución de la ganancia que queda en los intermediarios -que es la mayoría- en perjuicio de los productores de alimentos. Por eso aplaudo la medida del gobierno de Guatemala, siempre que no sea una nueva forma de imposición de cultivos y de manejo de su precio, contraproducente al sector del agro.

Como es lógico, el papel clave para apoyar el comercio justo y defenestrar a los capitales intrusivos y manipuladores, está en cada consumidor, colaborando intrínsecamente con cada compra que realiza y en los productos que se consumen. Por eso es tan importante que todos los ciudadanos nos informemos sobre las empresas que nos proporcionan bienes y servicios; saber de sus inversiones, del origen de las materias primas que utilizan, si cuentan con una política de protección medioambiental, de las compañías que a su vez forman parte mediante grupos o fusiones, y si colaboran en actividades ilegales -evasión de impuestos, etc-.

No se debe suponer que una marca importante y reconocida internacionalmente, que genera una imagen favorable -de doble moral y engañosa- gracias a la publicidad, y que cuenta con miles de empleados está exenta de políticas corruptas, incluso peores que las antes descritas. Hay que informarse de varias fuentes y hacer uso de un criterio analítico para no contribuir con el enriquecimiento de esas empresas que basan su beneficio en el sufrimiento de millones de familias que viven en la extrema pobreza aún trabajando de sol a sol.

Mariana Leticia Óvari

Las ideas y valoraciones de las notas de opinión son completa responsabilidad de quien las firma.




Esta noticia llegó a su fin. Si te fue de utilidad o simplemente te gustó, te invito a que veas otros titulares dentro de su misma sección. ¡Gracias por leer Positivo Digital!



Fuente:El País

1 comentarios:

Cari23 dijo...

Buenos días, me parece genial que se adopte esta medida, que como bien mencionas se quedo en 1974 olvidada, y es tan positiva y nos haría tanto bien a todos, no sólo a Guatemala, nuestro gobierno también podria tomar ciertas medidas, y ayudar más a los Agricultores, ganaderos y pescadores, y por supuesto que no existiera tanta expeculación, por que todo es beneficio para los grandes cargos, con lo que nos cobran a los consumidores.
Saludos Cari23

Publicar un comentario en la entrada

 
ir arriba